Cuatro planes para las basuras

Inicio / Noticias

Cuatro planes para las basuras

“El Carrasco se debe cerrar el 30 de septiembre”: Minambiente

Los predios de Monterredondo (Piedecuesta), Uribe Uribe (Lebrija), Anchicayá (Barrancabermeja) y el mismo Carrasco, encabezan la lista de opciones contempladas para reemplazar el relleno sanitario El Carrasco, sin embargo, a diez meses de su clausura, son más las dudas que las certezas que rondan en las cabezas de los encargados de definir este tema, que están lejos de ponerse de acuerdo.

Por una parte, el alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, aseguró que sería viable volver al Carrasco, usando un predio vecino al relleno, propiedad del Acueducto (Amb), que está en parte en jurisdicción de Girón.

“Que Girón incluya en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) las inversiones sobre el predio mencionado”, explicó y agregó que “otra opción sería Chocoa, en Girón, y le pedimos al sistema jurídico que resuelva esa situación”.

Sin embargo, el alcalde de Girón, Héctor Josué Quintero, le bajó el pulgar a ambas opciones. “Todo el proceso de Chocoa se tumbó. Aparte, se hizo un estudio de cuencas y resultó que un relleno allá puede acabar contaminando Hidrosogamoso... respecto al predio de Carrasco, se repiten las afectaciones que ya se viven”.

Para Quintero las mejores opciones son Anchicayá, Uribe Uribe o Monterredondo: “He invitado a apoyar al alcalde de Lebrija que tiene la disponibilidad. O acogernos a Piedecuesta o Barrancabermeja. En Anchicayá se puede hacer una zona de transferencia usando a Carrasco y no se elevan los precios”.

No obstante, para varios mandatarios, Lebrija no sería viable, porque no se han hecho las obras que permitan, en los 10 meses que quedan de emergencia, poner allí un relleno.

Defensoría apura

El único municipio que tiene hoy algo claro una vez se termine la emergencia sobre el Carrasco es Piedecuesta. Si no surge una opción para todos los usuarios del relleno, este municipio usará a Monterredondo como sitio final para sus basuras.

La iniciativa del alcalde, Ángel de Jesús Becerra, ha resultado atractiva para sus homólogos.

Sin embargo, Becerra recordó que Monterredondo tiene todos los avales para el uso del suelo, el manejo de residuos (Pgirs) y la licencia ambiental, pero “en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) nuestro aparece muy claro que este sitio es exclusivo para Piedecuesta y hay una prohibición expresa que impida que tenga servicios metropolitanos”.

El siguiente paso, según el mandatario, es “convocar a los inversionistas y a los dueños del predio que adelanten el proceso. Aún así hay que esperar que se resuelvan algunas acciones jurídicas impuestas”.

La comunidad que vive en la vereda Monterredondo y vecinas han manifestado su total rechazo a la iniciativa, por el impacto a su calidad de vida.